Siete familias sin hogar dejó voraz incendio

01.01.2018

Un globo de los deseos es la hipótesis que maneja Bomberos sobre el origen del voraz incendio que dejó a siete inmuebles quemados y 30 personas damnificadas, en su mayoría extranjeros en el campamento Laguna Verde.

Así lo confirmó el comandante del Cuerpo de Bomberos de Iquique, John Romero, quien señaló que el siniestro empezó a las 00.20 horas. "El fuego comenzó abajo de un eucalipto donde habían varias hojas secas y luego se propagó hacia los costados", afirmó el jefe de Bomberos.

Misma versión sostienen los vecinos. "Nosotros vimos como uno de esos globos se enredó en las ramas y luego cayó a la casa y ahí todo fue muy rápido", afirmó Carmen Gárate, vecina del sector.

Al tratarse de material ligero, las llamas rápidamente avanzaron por otras seis viviendas colindantes de la calle Valle Central y otras ubicadas al frente, más dos vehículos estacionados, ante la impotencia de los residentes, que intentaban apagar el incendio con baldes de agua y tierra, ya que no existen grifos en este sector.

La difícil geografía, ya que la población se ubica a las faldas de un cerro, hizo que la labor de Bomberos fuera compleja. "Las ocho compañías del Cuerpo de Bomberos acudieron a la emergencia y tres unidades más modernas que llegaron el año pasado (con capacidad de 11 mil litros de agua), además del apoyo del Alto Hospicio. El trabajo que se hizo ahí fue aéreo porque no pueden entrar las unidades y no había agua, ese era el mayor problema", detalló el comandante, quien agregó que otra dificultad fue el exceso de basura en uno de los inmuebles, lo que los obligó a acudir nuevamente a las 6 A.M debido a un rebrote de las llamas.

Para enfrentar la emergencia la Municipalidad de Iquique acudió con cinco camiones aljibes y dispuso que personal de la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco) y la Oficina Comunal de Emergencias concurrieran a la emergencia para prestar la primera ayuda a los damnificados.

Los afectados que no cuentan con otros familiares en Iquique fueron ubicados en la sede de la junta vecinal Unión y Esfuerzo, a la espera de una solución más definitiva.